dilluns, 10 de gener de 2011

Tercer vertido de fuel en Tarragona en cuatro meses

Una mancha de fuel de dos kilómetros cuadrados aparece frente al cabo de Salou Una mancha de fuel de entre 5.000 y 15.000 litros apareció hoy ante el cabo de Salou. Se trataba de un producto de color verde con irisaciones del que se desconocía la procedencia, aunque se descubrió horas después de detectarse un derrame de unos cien litros de fuel procedente de una tubería de descarga del pantalán de Repsol.

Se trata del tercer vertido registrado en la zona en los últimos cuatro meses: el 11 de octubre de 2010 se detectó una mancha de 140 hectáreas y el 22 de diciembre se vertieron al mar 180.000 litros desde la plataforma Casablanca de Repsol. Capitanía Marítima anunció hoy que abriría un expediente a Repsol y la compañía también iniciará una investigación interna.

El vertido de hoy ocupaba unos dos kilómetros cuadrados y fuentes de Salvamento Marítimo anunciaron que estudiarán si el producto era igual al que horas antes se había escapado de la tubería de Repsol. En este caso se trataba de unos cien litros de fuel que llegaron a 300 metros de la playa de la Racona de la Pineda (Vila-seca), situada muy cerca del pantalán. Horas más tarde, los equipos de intervención localizaron la otra mancha ante el cabo de Salou.

El plan de emergencias por contaminación accidental en aguas marinas (Camcat) movilizó un helicóptero para evaluar el alcance de las dos manchas, el buque polivalente Clara Campoamor, el remolcador Rómulo, la embarcación auxiliar Roxega, dos barcas tipo pelícano y efectivos del Servicio Marítimo y del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

Tras una mañana de tiempo muy sereno, por la tarde comenzó a soplar el mistral, factor que ayudó a alejar el fuel de la costa. Los técnicos ya daban por hecho que no llegaría a las playas y que probablemente el lunes ya no hiciera falta retomar las tareas de limpieza.

Incidentes sin aclarar

El vertido de hoy llega cuando aún no se han aclarado del todo dos episodios, muy seguidos, de contaminación. El pasado 22 de diciembre se vertieron al mar 180.000 litros de crudo desde la plataforma Casablanca, situada a 53 kilómetros del Delta del Ebro. La compañía atribuyó la causa a un error humano. El 11 de octubre, Asfaltos Españoles (Asesa), compañía filial de Repsol y Cepsa, originó un derrame en el interior del Puerto de Tarragona que se adentró en el mar, formando una mancha de 140 hectáreas.

Tanto el Ayuntamiento de Vila-seca (CiU) como el de Salou (FUPS) mostraron hoy su indignación por este nuevo vertido. Las cofradías de pescadores estudian presentar una demanda contra Repsol por los vertidos anteriores. Los grupos ecologistas han reclamado mayores medidas de control.

http://www.publico.es/ciencias/355379/tercer-vertido-en-tarragona-en-cuatro-meses