dissabte, 10 de setembre de 2011

Indulto a tres 'mossos' condenados por apalear a un ciudadano

Los agentes evitarán la cárcel pese a la condena de cuatro años impuesta por el Supremo - El 'caso Bikini' destapó los abusos policiales en Les Corts


Los mossos del caso Bikini -que destapó los abusos policiales en la comisaría barcelonesa de Les Corts y animó al Departamento de Interior a instalar cámaras en la sala de cacheos- no van a ingresar en prisión. El Gobierno central ha concedido el indulto parcial a Albert Fabregat, Juan Díaz y Mónica Fraile, tres agentes de la policía autonómica condenados en sentencia firme por detener ilegalmente a un hombre y golpearle e insultarle en comisaría. El indulto rebaja las penas impuestas por el Tribunal Supremo: cuatro años de cárcel para Fabregat y Díaz y tres para Fraile. En la práctica, la medida de gracia implica que los policías no tendrán que pisar la cárcel.

"Por un lado, se ha hecho justicia, porque ellos no volverán a ser mossos y eso es lo que quería. No sé si habría llevado bien que los metieran en la cárcel, porque sus familias deben de estar sufriendo. A veces he llegado a pensar: '¡Ojalá les den el indulto!" explicó ayer, cinco años y tres meses después de lo ocurrido, la víctima de los malos tratos.

José Antonio Medina, un estibador portuario de 40 años y padre de dos hijos, prefiere pasar página: "Hubo una época en la que pasé mucho miedo y no podía dormir. Ahora tengo algún día de bajón, pero ya estoy bien", añadió.

Todo comenzó la madrugada del 2 de junio de 2006 en la discoteca Bikini de Barcelona. Los tres mossos tomaban allí una copa -la sala está a tres minutos a pie de la comisaría- cuando un amigo de Medina rozó, de forma "no intencionada", según la sentencia, a Fraile.

Díaz se encaró con el cliente y Medina intentó poner paz entre ambos. Pero los porteros les echaron a todos a la calle. Cuando llegó un coche patrulla, ese mismo agente le dijo: "Ahora te vas a cagar". Los policías Díaz y Fabregat llevaron al estibador a la sala de cacheos de Les Corts, donde le dieron un cabezazo y varios golpes y amenazaron con violar a su esposa. A las 24 horas, fue puesto en libertad acusado de lesiones y atentado a la autoridad, delitos de los que resultó absuelto.

El caso de Medina fue el que puso en alerta al Departamento de Interior, dirigido entonces por Joan Saura, sobre los abusos policiales a detenidos en Les Corts. La instalación de una cámara oculta en la sala de cacheos demostró que las sospechas estaban bien fundadas y destapó una ristra de malos tratos que lastró la imagen del cuerpo.

Aunque los agentes estaban fuera de servicio, Interior les prestó asistencia jurídica hasta el final. Los tres mossos fueron condenados por la Audiencia de Barcelona en marzo de 2009. Además de las penas de cárcel, la condena prevé penas de inhabilitación de entre 8 y 11 años, que siguen intactas pese al indulto. Los abogados de los policías recurrieron la sentencia y, cuando el Tribunal Supremo la ratificó y la convirtió en firme -a principios de 2010- solicitaron el indulto al Gobierno central. Los condenados no han llegado a pasar ni un día entre rejas porque, contra el parecer de la fiscalía, la Audiencia de Barcelona suspendió su ingreso en prisión a la espera de que el Gobierno se pronunciara sobre la petición de indulto.

El decreto firmado por el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, y publicado ayer en el BOE, indulta en dos años la pena de prisión por detención ilegal de Fabregat y Díaz, y en uno la de Fraile. La pena, pues, se reduce para los tres a dos años, el límite por debajo del cual un condenado no ingresa en prisión si, como en el caso de los mossos, carece de antecedentes.

Medina, cuyo caso llevaron abogados del Col·lectiu Ronda, vacilaba ayer entre la satisfacción y el hartazgo: "Estoy contento de que dejen de ser policías por lo que hicieron. Pero llega un momento en el que quieres olvidarlo todo, poner punto final y seguir con tu vida".

http://www.elpais.com/articulo/cataluna/Indulto/mossos/condenados/apalear/ciudadano/elpepiespcat/20110909elpcat_3/Tes


A.C.A.B.