dimecres, 1 de febrer de 2012

Bankia desahucia a una familia con 2 niños en el barrio de Usera 18-01-12





A las siete y media de la mañana un grupo de solidarixs, convocadxs por la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) ha intentado una vez más paralizar un nuevo desahucio. En esta ocasión era la entidad Bankia la que iba a ejecutar el desalojo de una familia con dos hijxs, uno de meses de vida y otrx de 3 años de vida. Desde primera hora de la mañana y antes de poder concentrarse en los alrededores de la vivienda, la policia antidisturbios ha acordonado la zona con un despliegue que bloqueaba todos los accesos a la vivienda. Cientos de vecinxs han estado concentradxs durante toda la mañana intentando paralizar el desahucio e impidiendo pacíficamente la entrada del encargado del banco. Finalmente el desahucio se ha hecho efectivo gracias a la escolta policial. Tras esperar la salida de la familia para mostrarles su apoyo, lxs vecinxs se han dirigido a la oficina de Bankia que ha ordenado la ejecución del desahucio, pudiendo hacer una concentración en las puertas de la oficina.

Convocatoria de la PAH:

La historia de Lamín Numké y su familia no difiere mucho de la de los otros miles y miles de dramas que se están produciendo en este país. Dramas que tienen como factor principal los desmanes y, en muchos casos, las estafas masivas perpetradas por banqueros y especuladores en la concesión de créditos hipotecarios, con la connivencia de los poderes públicos y la clase política.

Lamín llegó a España desde su país, Mali, y durante una década ha luchado por lo mismo que todos y todas: tener una vida digna: Para ello trabajó en diversos sectores, incluyendo el de la construcción, hasta que en 2005 pudo acceder a la compra de una vivienda a través de la concesión de un crédito hipotecario con la actual Bankia. Lamín empezó pagando con mucho esfuerzo una cuota mensual de 750 €, cuota que creció progresivamente hasta situarse en los 1.455 €. Hasta 2009 él y su mujer hicieron un esfuerzo ingente por mantener el pago de la cuota, pero el drama se consumó cuando Lamín se queda en paro y arranca el proceso de ejecución hipotecaria, siendo subastada y embargada su casa en 2010.

Lamín cuenta hoy con una deuda que supera los 234.000 €, más de lo que el banco le prestó en su día. Hasta ahora, sigue viviendo en su casa, ya propiedad de Bankia, que se la adjudicó por un 50% del valor de tasación original. Vive con su mujer, desempleada, y sus dos hijos, uno de dos años y medio, y la más pequeña, de cuatro meses. Afortunadamente, Lamín logró encontrar un trabajo hace no demasiado, pero, si no paramos el desahucio judicial, su vivienda le será arrebatada el día 18 de enero y se quedará con una deuda de por vida. Lamín y su familia luchan hoy por una solución justa a su situación, pero Bankia sólo parece contemplar la posibilidad de quedarse con la casa y dejarlos a ellos con una deuda que ahogará sus sueños y su futuro. ¡Impidámoslo entre tod@s!


Fotografías: http://theplatform.nuevaradio.org/index.php?blog=4&p=1147